lunes, 3 de enero de 2011

Apreciar

Porque las personas, con todos sus detalles, sus defectos, sus virtudes, sus consejos, sus sentimientos, sus abrazos, sus tonterías, sus carcajadas, sus malos ratos, sus lágrimas, sus buenas noticias, sus recuerdos, sus bromas, sus sustos, sus enfermedades, sus visitas, sus gilipolleces, sus errores, su ayuda y su manera de perdonar y de querer es al fin y al cabo lo que nos forma y lo que nos hace felices día a día. Por todas esas personas que nos dejan una huella de felicidad cuando pasan por nuestra vida.
Y porque gracias a todas esas personas, al final te acabas dando cuenta de que eres un poquito imbécil por no saber apreciar lo que has tenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario